Barça salvaje

Barca-PSG-Foto-PEP-MORATA_54371122209_54115221152_960_640
Desde el 4-0 contra el Santos en la final del Mundial de Clubs de 2011 el, el Barça es un equipo crepuscular. Antaño una apisonadora que trituraba cuanto se le ponía por delante, ahora tiene que sufrir en cada casi partido complicado. Las dificultades aparentan el doble y las piernas responden la mitad. El ciclo de varios futbolistas fundamentales en los éxitos de los últimos años está ya cerca de su final. Valdés hizo pública hace meses que anunció  su decisión de no renovar mientras que Xavi y Puyol viven entre algodones el tramo final de su carrera deportiva, y además el equipo ha recibido en los dos últimos años las bajas de Tito Vilanova y Abidal por un motivo tan atroz como es el cáncer, dos veces cada uno. Por no hablar de la marcha de su creador, ideólogo, faro y guía, Pep Guardiola. Y aún así, el Barça va camino de ganar la Liga con comodidad y se ha plantado en semifinales por sexta vez consecutiva, algo que nunca había logrado antes.

Como los forajidos que lideraba Pike Bishop en la sensacional Grupo salvaje de Sam Peckinpah, el Barça es un grupo destinado a la tragedia pero se rebela contra este destino. El equipo parecía muerto contra el Milán pero en un ataque de orgullo firmó una remontada que parecía imposible. El equipo parecía no poder levantarse de la lona contra el PSG pero en otro golpe de pundonor -y de Messi- volvió a resucitar. Las balas pasan muy cerca y todo apunta a que es cuestión de tiempo que alguna te alcance, pero ahí avanza el Barça como el grupo salvaje contra el ejército mexicano, sabiendo que el final fatal es más que probable. Esta negativa del equipo a morir no hace más que engrandecer la leyenda del equipo criado por Pep Guardiola. Cuatro años después del triplete,  tras dos Champions y tres Ligas, este equipo, con menos brillo, sigue sacando las garras cuando tiene el agua al cuello y en su versión más decaída ha firmado una temporada que hubiera sido magnífica para cualquier otro equipo de la historia, como es -muy probablemente- ganar la Liga y llegar a semifinales de Champions. Nada de morir por coma etílico como el Barça de Rijkaard, ni infartado como el Dream Team de Cruyff, ni una agonía triste y melancólica como el Real Madrid galáctico. Este Barça busca una muerte heroica.

Con la intención de hacer al Barça más imprevisible, Tito Vilanova ha introducido una serie de pequeños cambios que han acabado por desnaturalizar al equipo y que a la larga se han demostrado más negativos que positivos. Al hacer al equipo más vertical se han separado demasiado las lineas del equipo, entorpeciendo enormemente la que era una de las armas más letales del Barça de Guardiola: la presión de la primera y la segunda línea. Con tanto espacio entre los jugadores, el rival se encuentra con una autopista una vez supera la primera línea de presión haciendo de este Barça uno de los más frágiles de los últimos años. El cuerpo técnico haría bien de replantearse este aspecto de cara a la próxima temporada, sea cual sea el final de ésta. Además, también se hace necesaria una cierta renovación de la plantilla. Más allá del cambio en la portería,  hay que solucionar de una vez por todas el problema de la defensa, que desde el primer año de Guardiola se acaba la temporada inventando parches para estructurar la defensa a la mínima que hay un par de bajas y aceptar que Puyol ya no podrá ser titular todos los partidos. En el centro del campo hay que plantear ya un futuro sin Xavi, fallado el plan Cesc, y en la delantera hacen falta alternativas goleadoras a Messi. A Zubizarreta se le acumula mucho trabajo que no debe posponer ni siquiera aunque se gane la Champions.

El grupo salvaje al final encontró su bala, su final trágico y heroico. Al Barça aún sigue vivo, y un equipo tan grande como ha sido éste se ha demostrado capaz de todo. Ha marcado la historia del fútbol y, quién sabe, igual también es capaz de reescribir un clásico del cine.

Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: