El gran fracaso de Pep Guardiola

Las palabras de Zlatan Ibrahimovic  tras el Trofeo Joan Gamper acusando a Guardiola de no haber hablado con él más de dos veces en los últimos nueve meses es el punto de no retorno. La una salida que queda es la marcha del sueco del Camp Nou, y más si cabe después del comunicado del club amenazando con romper el contrato con la empresa de Mino Raiola por sus, digamos, poco cariñosas palabras hacia Guardiola.

‘Ibracadabra’ llegó al Camp Nou hace un año, después de que el entrenador culé decidiera prescindir de Samuel Eto’o. Durante unas semanas Villa parecía ser la primera opción para ocupar la punta de ataque del Barça, pero las dificultades a la hora de buscarle una salida al camerunés precipitaron la llegada de Ibrahimovic en un pseudo-cambio de cromos.  La junta presidida por Laporta pagó al Inter 49,5 millones de euros y Samuel Eto’o (valorado en 20 millones) por el delantero sueco. En realidad la operación no es otra cosa que una carta de libertad encubierta a un Eto’o que, dolido, no quería facilitar su salida. La rapidez con la que se ejecutó la contratación de David Villa a principios de este verano demuestran dos cosas: primero, lo cerca que estaban las posiciones de Barça y Valencia el año pasado y, segundo, que el asturiano era la pieza que quería Guardiola. Visto esto, y a toro pasado, quizá hubiera sido mejor dar la carta de libertad a Eto’o y haber traído a Villa en ese momento.

Pero llegó Zlatan. No cabe la menor duda de que es un fenómeno, muchos vimos con buenos ojos la operación (desde el punto de vista deportivo, no económico) incluso pensábamos hasta hace poco que el sueco debía quedarse este año. Y aterrizó con el visto bueno de Guardiola, al que le gustan los delanteros altos –basta con recordar que ya en su primer año quiso fichar a Adebayor o a Drogba-. Ya desde el primer partido, la Supercopa de Europa frente al Shakhtar, se vio que no acababa de encajar con Messi, aunque sus primeros partidos de Liga en los que marcaba goles como churros apuntaban a que su adaptación sería rápida… hasta que la pelotita dejó de entrar. Entonces todo se hizo demasiado evidente. No es que Ibrahimovic hiciera una mala temporada, sus números son buenos, su papel en el Mundial de Clubs descargando balones fue vital y marcó el gol frente al Madrid en el Camp Nou que acabó por valer tres cuartos de Liga. Pero Messi y el equipo jugaban mucho mejor sin él, y cuando Guardiola lo apartó de la titularidad para dársela a Bojan en las últimas jornadas de Liga el equipo hizo un sprint final espectacular cuando parecía que el Barça estaba más justo de fuerzas.

La actual situación de Ibra es un fracaso del propio jugador, del Barça y de Pep ‘falible-aunque-no-lo-parezca’ Guardiola. Es un fracaso del propio Zlatan porque llegó como un supercrack mundial, que lo es, pero no supo encajar en el campo y en el vestuario como se supone de alguien de su categoría, y lo peor es que en sus peores momentos que parecía que le daba todo igual. Además, declaraciones como las del Gamper son una extraordinaria muestra de falta de profesionalidad, los trapos sucios del vestuario se limpian en el vestuario. Es un fracaso del club por las astronómicas cifras de su fichaje, muy lejos de la cantidad por la que se puede vender. 49,5 millones de euros más otros 20 millones en los que se tasó Eto’o, un total de 69,5 millones que lo convierten en el fichaje más caro de la historia del Barça. Los 40 millones que podría pagar el Milan pueden maquillar un poco el desastre histórico. Las cinco temporadas por las que firmó significan que cada temporada se amortizan de su fichaje 13,9 millones de euros, por lo que que ahora quedarían por amortizar 55,6. Si el Milan acaba pagando esos 40 millones, contablemente el Barça “sólo” perdería 15,6 y se libraría de pagar los 12 milloncetes anuales que cobra Zlatan. Visto el panorama, si Rosell habrá sacado petróleo de una patata ardiente que le ha caído en las manos. Sin embargo a toda esta ensalada de números hay que sumarle los 40 millones pagados por David Villa. ¿Si hubiera funcionado Ibra hubiera llegado el asturiano? Puede que sí o puede que no, pero seguro que hubiera salido más económico haber pagado un poco más al Valencia y dejar ir libre a Eto’o que toda la operación Ibra, desastrosa económicamente.

Y también es un fracaso de Guardiola, que es un extraordinario entrenador pero de momento no ha sido capaz de lidiar con los jugadores conflictivos de su plantilla, y eso ha hecho salir del equipo a Eto’o y posiblemente a Ibrahimovic. Es su fracaso, en primer lugar, porque fue él quien quiso deshacerse de Samuel Eto’o. Es cierto que el camerunés había mostrado en alguna ocasión alguna actitud inaceptable, como cuando se negó a salir en los últimos minutos frente al Racing y en la posterior rajada de Vilafranca en 2007, sin embargo su rendimiento en el campo es absolutamente intachable y –que se sepa- su comportamiento el año bajo las órdenes de Guardiola fue perfecto. Pero el de Sampedor quiso deshacerse de él y eso precipitó la operación económicamente inaceptable antes descrita. La forma de ser de Zlatan la sabíamos todos, ya había dado muestras de ello en el Inter encarándose a su propia afición, y aún así se le fichó. Desde un punto de vista deportivo, Guardiola no ha sabido encajar al sueco en el sistema de juego, no ha encontrado la manera para sacar el máximo rendimiento a Zlatan, ni a Messi cuando jugaba con él. Hasta el punto que en los momentos decisivos prescindió del sueco. Y no sólo en el tramo final de Liga, sino también en los últimos minutos del partido contra el Inter cuando el Barça necesitaba con urgencia un gol y lo sustituyó por Bojan en el minuto 62. No ha sido capaz de evitar que el sueco se desconectase, no ha sido capaz de motivarlo para que recuperara su mejor nivel y de que luchara por recuperar la titularidad y no ha sido capaz de evitar que el sueco acabara explotando ante la prensa a pesar de saber bien cómo es y habiendo aceptado su fichaje a pesar de ello para librarse de Eto’o. No estuvo muy acertado cuando se negó a hablar de Ibrahimovic pudiendo haber tirado de tópico y decir que era uno más de la plantilla y que se contaba con él, y al final Zlatan acabó rompiendo las reglas criticando duramente a Guardiola de forma pública. Tras este último episodio el jugador tiene que salir del Barça sí o sí, pero el entrenador también tiene que dar explicaciones de porqué no hablaba con Ibra. Guardiola no negó esta situación y su “siempre hay una razón” no es suficiente. Su decisión de prescindir de Eto’o ha costado al Barça 109,5 millones de euros entre los fichajes de Zlatan y de Villa (menos lo que pueda pagar finalmente el Milan por el sueco). Con la resaca del triplete, ya se aceptó el ‘feeling’ como razón para prescindir de Eto’o sin preguntar todo lo que se debía haber preguntado. Pero esta vez se debería explicar al soci porqué el fichaje más caro de la historia del Barça sale en globo tras sólo un año en el club, y además lo hace disparando con bala contra Guardiola.

Anuncios
Deja un comentario

1 comentario

  1. Me parece insultante y una falta de respeto descomunal, que se titule “El gran fracaso de Pep Guardiola” a algo que pasa todas las temporadas en todos los equipos. OJALÁ pasara esto todos los años y ganáramos lo mismo que ha ganado Guardiola dirijiendo al Barça.

    Que Ibra no ha salido como se quería, vale. Sus números han sido buenos, muy buenos. Se ha convertido en el mejor asistente de Messi, así que no veo donde no han encajado. Es un tío que descarga balones por doquier. Con Ibrahimovic en el equipo se han ganado 2 Supercopas de España, 1 Supercopa de Europa, 1 Mundial de Clubs y 1 Liga… ¿Fracaso? ¡Ojalá todos los fracasos sean así!

    Y luego está la afirmación de “Guardiola no ha sabido encajar al sueco en el sistema de juego, no ha encontrado la manera para sacar el máximo rendimiento a Zlatan, ni a Messi cuando jugaba con él”. Repito; Ibrahimovic se ha colocado como mayor asistente de Messi en la temporada y 2º del equipo (siempre por detrás del eterno Xavi), ha marcado 22 goles (que no está nada mal para un delantero que viene de Italia y siendo su primer año, con un Messi meteórico). Y además, Messi ha marcado 47 goles en toda la temporada jugando la mayor parte con Ibrahimovic al lado… ¿Que no han encajado? No sé qué más se puede esperar, la verdad.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: